Páginas vistas en total

miércoles, 22 de julio de 2015

Declaran "Territorio libre de minería y de reservas de la biósfera" las regiones de La Montaña y la Costa Chica de Guerrero

Acusan que el presidente de la república y legisladores son "serviles a los empresarios"
Declaran "Territorio libre de minería y de reservas de la biósfera" las regiones de La Montaña y la Costa Chica de Guerrero

Rosa Rojas

Autoridades comunales y comisarios municipales de 13 municipios de La Montaña y la Costa Chica de Guerrero informaron que los pueblos de esa región la declararon "Territorio libre de minería" para evitar que empresas transnacionales exploten, contaminen y destruyan sus recursos naturales y su agua.
En conferencia de prensa, en el marco del Día Mundial contra la minería a cielo abierto, una veintena de dichas autoridades, mujeres y hombres, dieron a conocer el Manifiesto del Consejo Regional de Autoridades Agrarias por la Defensa del Territorio y en contra de la minería en la que se rechaza también la creación de  una reserva de la biósfera en La Montaña y Costa Chica de Guerrero.
En el documento se exige "la cancelación inmediata de todas las concesiones mineras que han sido entregadas" en 13 municipios -con más de 240 mil habitantes- de las regiones mencionadas, que abarcan unas 700 mil hectáreas, de las cuales la tercera parte está concesionada a las mineras, justo en la zona más alta, con mayor presencia de pueblos y mayores recursos boscosos y acuíferos,  señalaron.
En el manifiesto se afirma que "hoy como hace más de 500 años, nuevamente nuestra soberanía está sujeta a la confrontación y el embate colonialista y extractivista de mineras, reserva de la biosfera, privatización del agua, hidroeléctricas, biocombustibles, gas/fracking, petróleo y otros bienes que históricamente han pertenecido a nuestros antepasados y a la nación, mismos que ustedes, señor Presidente y señoras y señores Senadores, han puesto en bandeja de plata al mejor postor"...
Se agrega que "pasando totalmente por alto su responsabilidad para con sus gobernados, puesto que ni siquiera se han tomado la molestia de, en sus leyes -porque no son nuestras-, nos consulten para que sepan si estamos dispuestos  o no a convivir con estos megaproyectos de muerte y menos aún si queremos ceder nuestra soberanía y nuestros bienes naturales para qué los siempre poderosos ricos privados, sean quienes ahora gobiernan al mundo, incluso por encima de ustedes mismos que acaban siendo no sólo copartícipes de este saqueo, sino serviles a los empresarios."
Se plantea asimismo que con fundamento en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en la ley 701 del estado de Guerrero, "en la región Montaña/Costa Chica nos oponemos totalmente al saqueo que sus reformas estructurales y la ley minera pretenden legalizar. Nos oponemos a que sean los de siempre quienes, enfermos de su insaciable acumulación de riqueza, sigan siendo más y más poderosos, a quienes les importa poco o nada lo que nos suceda a nuestras familias y la naturaleza."
En el manifiesto, leído por Marciana Rojas Arriaga, comisaria municipal de Vista Hermosa, se exige el "respeto absoluto a las formas de organización interna, los usos y costumbres de los pueblos originarios" y se plantea el "rechazo total al parcelamiento de las tierras (FANAR)".
Denuncian que el Registro Agrario Nacional (RAN) "quien siendo leguleyo que las empresas mineras, está violentando nuestros propios procesos de consentimiento previo, libre e informado, además de violentar la ley agraria, al negarse a inscribir nuestras actas de asamblea en donde una y otra vez hemos ratificado el no a la minería en nuestras tierras. El RAN no puede negarse a reconocer nuestro derecho consuetudinario ni el derecho agrario", afirman.
"Resistiremos los embates por querer imponernos una reserva de la biosfera que ni solicitamos ni queremos, con la cual pretende justificar su mentiroso y falso discurso verde, para que sean las trasnacionales de la farmacéutica, del agua y de los transgénicos quienes serán los beneficiarios económicos de lo que la naturaleza nos ha dado para nuestra vida, nuestra cultura y nuestras tradiciones. No necesitamos que el gobierno cuide o administren nuestra naturaleza. Nosotros la hemos cuidado por más de 500 años y la seguiremos protegiendo con nuestros propios saberes y conocimientos", añaden.
Señalan que se niegan a participar "en su cada vez más instaladas simulaciones que a nivel nacional promueven como procesos de consultas comunitarias, toda vez que ustedes, ni entienden ni quieren entender que los procesos de consentimiento tienen como principal virtud el principio de la libre determinación y la autonomía de los pueblos y mientras ello no se respete, no seremos rehenes de sus simulaciones".
Subrayan la consigna "agua para todos, no para las empresas. No a la privatización del agua".
La rueda de prensa, realizada en el Centro de Derechos Humanos Pro, estuvo encabezada por Taurino Carrasco Castro, comisariado de bienes comunales de Malinaltepec, Presidente también del Consejo de Autoridades Agrarias, quien informó que en la región de La Montaña se originan los ríos Balsas y El Papagayo, advirtiendo que si éstos se contaminan con el cianuro y otras sustancias venenosas que utilizan las mineras, eso va a perjudicar a decenas de miles de personas por donde cruzan esos cauces.
Tomando la palabra al alimón para explicar la problemática que están enfrentando, los representantes del Consejo explicaron que en este momento no hay explotación pero sí exploración minera en el territorio de los 13 municipios. "La exploración no es gratuita y cuando un pueblo se niega ahí está el Ejército y la Marina" para apoyar a las empresas, señalaron.
Mencionaron que son varias las empresas involucradas pero las dos más grandes son la canadiense Vendome Resources, que tiene una concesión de 27 mil hectáreas y la Hochschild con 47 mil hectáreas.
Carrasco informó que ésta no es la primera vez que se manifiestan en contra de la minería y la reserva de la biosfera. El primer manifiesto se entregó el 29 abril 2014 en los Pinos en el Senado y en la Cámara de Diputados.
Indico que se exige que el RAN certifique las actas de los pueblos en las que se rechaza tajantemente la minería y la reserva de la biosfera porque sólo las registró en los casos de Zapotitlán Tablas, Citlaltepec y San Miguel del Progreso y las demás que se han llevado a la dependencia no las aceptan porque dicen "que hace falta forma y fondo y eso es algo que nosotros no aceptamos porque tienen los mismos conceptos que las ya registradas".
Es claro que se busca proteger a las empresas, subrayó porque además en donde se hizo la declaratoria de reserva de la biosfera como en Santa Cruz del rincón en 2011, se incluye un cuadro de actividades prohibidas para los comuneros pero no para las empresas.
"Nos quitan la mayor parte de nuestras áreas de cultivo, no nos dejan entrar ni sacar leña y el comisariado debe acompañar a los científicos a hacer estudios pero la gente tiene en esa zona su café, su ganado, por eso la asamblea de comuneros ordenó al comisariado el rechazo de ese proyecto y que se lleve al RAN, pero éste contestó que carece de fondo y forma porque ya se dio cuenta que en la mayoría de las poblaciones no pasa". Santa Cruz del rincón lleva tres actas rechazadas en el RAN de Guerrero, en total son de 18 a 20 núcleos agrarios los que han enviado actas al RAN, indicó.
Los autoridades integrantes del Consejo provienen de municipios como  Atlamajalcingo del Monte, Malinaltepec, Iliatenco, San Luis Acatlán, Metlatonoc, Zapotitlán Tablas, Cochoapa el Grande, Tlacoapa, Tlapa, Acatepec y parte del de Ayutla de los Libres.

lunes, 20 de abril de 2015

Galeano recreó la hazaña de los patriotas dominicanos en 1965.



Eduardo Galeano y el abril dominicano de 1965

Hamlet Herman

Ahora que se cumple medio siglo de la lucha del pueblo dominicano contra el invasor militar de Estados Unidos de América y ahora que Eduardo Galeano se nos adelantó en el viaje que todos haremos, quiero recordar algo de lo que el amigo uruguayo escribió hace ya mucho tiempo.
En su obra “El Siglo del Viento”, tercer tomo del libro “Memoria del Fuego”, Eduardo Galeano dedica varios segmentos al patriotismo de nuestro pueblo que tanto lo quiso y admiró.
En la página 229, Galeano escribe:
1965
Santo Domingo
Caamaño
A la tremolina acuden estudiantes y soldados y mujeres con ruleros. Barricadas de toneles y camiones volcados impiden el paso de los tanques. Vuelan piedras y botellas. De las alas de los aviones que bajan en picada, llueve metralla sobre el puente del río Ozama y las calles repletas de multitud. Sube la marea popular y subiendo hace el aparte entre los militares que habían servido a Trujillo: a un lado deja a los que están baleando pueblo, dirigidos por Imbert y Wessin y Wessin, y al otro a los dirigidos por Francisco Caamaño, que abren los arsenales y reparten fusiles.
El coronel Caamaño que en la mañana desencadenó el alzamiento por el regreso del presidente Juan Bosch, había creído que sería cosa de minutos. Al mediodía comprendió que iba para largo y supo que tendría que enfrentar a sus compañeros de armas. Vio que corría la sangre y presintió, espantado, una tragedia nacional. Al anochecer, pidió asilo en la embajada de El Salvador.
Tumbado en un sillón de la embajada, Caamaño quiere dormir. Toma sedantes, las píldora de costumbre y más, pero no hay caso. El insomnio, la crujidera de dientes y el hambre de uñas le vienen de los tiempos de Trujillo, cuando él era oficial del ejército de la dictadura y cumplía o veía cumplir tareas sombrías, a veces atroces.
Pero esta noche está peor que nunca. En la duermevela, no bien consigue pegar los ojos, sueña. Cuando sueña es sincero: despierta temblando, llorando, rabiando por la vergüenza de su pavor.
Acaba la noche y acaba el exilio, que una sola noche ha durado. El coronel Caamaño se moja la cara y sale de la embajada. Camina mirando al suelo. Atraviesa el humo de los incendios, humo espeso, que hace sombra, y se mete en el aire alegre del día y vuelve a su puesto al frente de la rebelión.
En la siguiente página 230, Eduardo Galeano continúa con la epopeya dominicana:
1965
Santo Domingo
La invasión
Ni por aire ni por tierra, ni por mar. Ni los aviones del general Wessin y Wessin, ni los tanques del general Imbert son capaces de apagar la bronca de la ciudad que arde. Tampoco los barcos; disparan cañonazos contra el Palacio de Gobierno, ocupado por Caamaño, pero matan amas de casa.
La embajada de Estados Unidos, que llama a los rebeldes escoria comunista y pandilla de hampones, informa que no hay modo de parar el alboroto y pide ayuda urgente a Washington. Desembarcan, entonces, los marines.
Al día siguiente muere el primer invasor. Es un muchacho de las montañas del norte de Nueva York. Cae tiroteado desde alguna azotea, en una callecita de esta ciudad que nunca en su vida había oído nombrar. La primera víctima dominicana es un niño de cinco años. Muere de granada, en un balcón. Los invasores lo confunden con un francotirador. El presidente Lyndon Johnson advierte que no tolerará otra Cuba en el Caribe. Y más soldados desembarcan. Y más. Veinte mil, treinta y cinco mil, cuarenta y dos mil. Mientras los soldados norteamericanos destripan dominicanos, los voluntarios norteamericanos los remiendan en los hospitales. Johnson exhorta a  sus aliados a que acompañen esta Cruzada de Occidente. La dictadura militar de Brasil, la dictadura militar del Paraguay, la dictadura militar de Honduras y la dictadura militar de Nicaragua envían tropas a la República Dominicana para salvar a la Democracia amenazada por el pueblo.
Acorralado entre el río y la mar, en el barrio viejo de Santo Domingo, el pueblo resiste.
José Mora Otero, Secretario General de la OEA, se reúne, a solas, con el coronel Caamaño. Le ofrece seis millones de dólares si abandona el país. Es enviado a la mierda.


A seguidas, en la página 231, el escritor uruguayo comenta:
1965
Santo Domingo
132 noches
132 noches ha durado esta guerra de palos y cuchillos y carabinas contra morteros y ametralladoras. La ciudad huele a pólvora y a basura y a muerto.
Incapaces de arrancar la rendición, los invasores, los del todo poder, no tienen más remedio que aceptar un acuerdo. Los ningunos, los ninguneados, no se han dejado atropellar. No han aceptado traición ni consuelo. Pelearon de noche, cada noche, toda la noche, feroces batallas casa por casa, cuerpo a cuerpo, metro a metro, hasta que desde el fondo de la mar alzaba el sol sus flameantes banderas y entonces se agazapaban hasta la noche siguiente. Y al cabo de tanta noche de horror y de gloria, las tropas invasoras no consiguen instalar en el poder al general Imbert, ni al general Wessin y Wessin, ni a ningún otro General.
Eduardo Galeano
Memoria del Fuego (III)
El Siglo del Viento
Editora Siglo XXI
1986

lunes, 9 de marzo de 2015

DECLARACIÓN EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA DE VENEZUELA



DECLARACIÓN EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA DE VENEZUELA


Los participantes del taller internacional “La multifacética crisis del sistema-mundo” ante la nueva agresión sufrida por la República Bolivariana de Venezuela, agresión que continúa la campaña de acoso mediático, político y económico que sufre el pueblo venezolano, declaramos lo siguiente:

  • Rechazamos la injerencia imperialista en el proceso venezolano y subrayamos la hipocresía que supone que los Estados Unidos, el principal violador de los derechos humanos en el mundo, apruebe un decreto apoyado en la “Ley de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela 2014”, ley unilateral que viola la soberanía de Venezuela.
  • Afirmamos que Venezuela no es ninguna “amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior”, sino que esta amenaza la ejercen los Estados Unidos contra todos los países que tienen en marcha procesos de transformación del sistema neoliberal y que ejercen su legítima soberanía sobre sus recursos naturales.
  • Venezuela es hoy dique de contención de la amenaza imperialista contra América Latina y el Caribe y por lo tanto la defensa de su soberanía es la defensa del proyecto de integración latinoamericana. 
  • Nos solidarizamos con el pueblo venezolano, y manifestamos nuestro apoyo irrestricto al gobierno electo democráticamente que encabeza Nicolás Maduro.

En la Ciudad de México, a 9 de marzo de 2015

Héctor Díaz-Polanco (México)
Omar González (Cuba)
Marco Gandásegui (Panamá)
Jorge Veraza (México)
Luis Suárez (Cuba)
Raúl García Linera (Bolivia)
Katu Arkonada (País Vasco)
Darío Salinas (Chile)
Jorge Casals (Cuba)
Ángel Guerra (Cuba)
Lila Molinier (Paraguay)
Silvina Romano (Argentina)
Arantxa Tirado (Estado Español)
Josefina Morales (México)
Esteban Rivero (México)
Tamara Barra (México)